En estos días he visto una frase en las redes sociales que me ha gustado mucho. La frase reza: “No es el 2014 el que debe de ser diferente, es usted”.

Me encanta esta frase porque me parece muy cierto.Cuando tú cambias, todo cambia. Pero por alguna razón tendemos a esperar que el cambio venga de lo externo.

En lo que a mí respecta, estoy muy optimista acerca del 2014, confío en que será un excelente año y me hago sorda ante los augurios que predicen lo contrario.

Primero que todo porque de que, a pesar de que las circunstancias externas influyen de algún modo en nuestro entorno, nada es más poderoso que la fuerza interna que generamos cuando estamos enfocados en nuestros objetivos.

Además, estoy determinada a aplicar todas las enseñanzas que el 2013 me dejó al tener que hacer frente a tantos retos, manejar múltiples proyectos, emprender cosas nuevas y la gente maravillosa que tuve la oportunidad de conocer.

Estoy profundamente agradecida por todas las bendiciones que recibí el pasado año. Considero que fue un período de crecimiento personal, en el cual pude hacer uso de dones potenciales que tenía. Y ha sido maravilloso poder explorar nuevas facetas de mi vida a nivel personal y profesional.

Ver aflorar cosas positivas de situaciones que en un momento determinado parecían desventajas me ha enseñado a confiar y seguir adelante con fe y con mentalidad positiva.

Es por eso y por muchas razones que  estoy sumamente motivada y esperanzada con los objetivos que me he fijado para el próximo. Y por lo que tengo más de 2,014 razones para estar optimista en este año que recién inicia.

Published On: enero 1st, 2014 / Categories: Personal /