¿Huyes de él y lo evitas a toda costa? ¿Te autoflagelas hasta la inconsciencia cuando sientes que has fallado?

¿Eres de esos que juzga duramente a otros cuando sienten que han errado? ¿Prefieres postergar más allá de lo imaginable llevar a cabo un proyecto o una idea por temor a fracasar?

Si te identificas con algunas de las preguntas anteriores, permíteme decirte que probablemente no te estás arriesgando lo suficiente.

Y que al no atreverte, por temor a fallar, estás perdiéndote grandes posibilidades de triunfo, y de las enseñanzas que conlleva cada intento fallido.

Al mantenerte en lo que entiendes es tu zona segura, limitas tu crecimiento, tu rango de acción y todas tus posibilidades de alcanzar la grandeza.

El que no falla o yerra poco, es porque no ha intentado mucho. Sin embargo, aquellos que han fracasado estruendosamente fueron tras grandes cosas, y eso tiene su mérito.

Yo he tenido grandes fracasos. Sin embargo, aunque no siempre lo entendí en el momento, se convirtieron en grandes bendiciones.

Fui madre soltera siendo muy joven. A cambio soy una madre joven pana full de mi hija. Tenemos una relación que no cambio por nada, y es el ser que más luz aporta a mi vida. Lo haría un millón de veces más.

Hace casi doce años, salí de una empresa multinacional en la que ocupaba un puesto gerencial que muchos desearían. Fue confuso para mí, pero eso me impulsó a formar mi propia empresa, y a convertirme en la persona en constante evolución que soy hoy.

La lista es interminable. Y si algo he aprendido es que la relación con el fracaso está mal concebida.

Deberíamos ser incentivados a tener menos miedo al fracaso. Y de seguro el número de aciertos aumentaría significativamente.

Yo agradezco cada fracaso, cada tropezón, cada lágrima, cada puerta cerrada, cada NO (sí, en mayúscula), cada desdén, cada vez que no di con la solución a la primera.

Porque todo eso me ha permitido crecer, ser más compasiva, mejor ser humano, desempolvar talentos que nunca había usado, ser más creativa, más fuerte, más aterrizada y mejor ser humano.

Published On: abril 9th, 2019 / Categories: Personal /