Ser y estar rico se asocian con todas las cosas buenas que puedan llegarnos a la mente.

Y llegar a ser ricos, acaudalados, es el sueño de la mayoría.

Hay muchas cosas bellas y buenas en el mundo que a veces damos por sentadas porque son grátis.

Desde pequeños se nos programa para tener más presente aquello que nos falta, lugar de lo que si tenemos. Y nos pasamos la vida de igual modo, sin apreciar en su justa medida aquellas cosas que si poseemos.

Un bello cielo azul, un hermoso mar, las montañas, poder disfrutar de todas esas maravillas del mundo y captarlo a través de nuestros sentidos, debería hacernos sentir tan afortunados como ninguna cantidad de dinero en el mundo pudiera lograrlo.

Estar vivos, sanos, tener familia, amor en nuestras vidas, son muestras de la gran riqueza que poseemos.

Se suele buscar fortuna y felicidad en las cosas externas, cuando todo lo bueno y maravilloso fluye desde adentro.

Las grandes ideas que cambian al mundo, producen soluciones a las necesidades de la gente, y por ende, riqueza, vienen desde adentro.

Abonando nuestro interior podremos cosechar lo mejor que podemos producir; una riqueza tal, que podrá entregarse a los demás y atraer lo mismo para nosotros.

Al cultivar la espiritualidad se obtiene la paz. Al trabajar para adquirir el aprendizaje necesario y el adiestramiento de nuestras mentes, se adquieren los conocimientos para producir las ideas y proyectos que permitan lograr las cosas materiales que tanto deseamos.

Cultivar nuestras relaciones, dando lo mejor en aquellos a los que amamos y están a nuestro alrededor, creamos un círculo amoroso que nos nutre constantemente.

El dinero es un instrumento que nos sirve para adquirir los bienes tangibles que queremos y necesitamos. Y es bueno poder cubrir las necesidades basicamente y rodearse del bienestar que el circulante puede comprar.

Pero la verdadera riqueza viene de adentro y de aquellos que amamos y nutren nuestras vidas de todo lo bello y maravilloso que existe en nuestro mundo. Y de Dios o la energia o la presencia, o del modo que se elija llamar a esa fuerzo o ser superior que rige nuestro universo.

Published On: septiembre 22nd, 2013 / Categories: Personal /