Conecta con tu audiencia a través de tu historia de marca

Por Publicado el: 10 de mayo de 2022Categorías: Marketing y Negocios

«Nadie puede caerte mal luego de que conoces su historia.» Autor desconocido.

🌟Aunque dos personas vivan el mismo episodio de vida, cada una tendrá una interpretación diferente de los que vivieron.

¿Por qué?

Porque tienen personalidades diferentes, un set de valores particulares y cada quien traduce los hechos de acuerdo a sus propios filtros.

Por eso es que tu historia de marca, ese camino heroico que has recorrido hasta llegar al punto en el que te encuentras hoy, es uno de los factores diferenciados más potentes de tu marca y uno que nadie te puede copiar.

👉🏾Por tanto, si aun no estas contando tu historia, deberías iniciar ya por las siguientes razones:

  • Las historias son inolvidables. Cuando presentas una idea en forma de historia, captas la atención de las personas y logras que recuerden con mayor facilidad. Nuestro cerebro está diseñado para entender y retener historias.

Es el modo en el que nuestros ancestros pasaban las tradiciones de una generación a otra cuando no existía la escritura. Forma parte de nuestro ADN y es por eso que nos apasionan las historias. No es casualidad que estemos escuchando los mismos cuentos de hadas con ciertas variaciones por siglos y siglos.

  • Generan involucramiento a nivel emocional. Cuando conectas a través de una vivencia o anécdota, y encima lo haces de manera entretenida, no solo propicia mayor facilidad de retener la información, sino que quienes te escuchan o te leen estarán deseosos de saber más. Pues las historias logran crear esa emoción que inspira compromiso y decisión.
  • Logras identificación contigo y con el mensaje, lo cual te pone en situación de autoridad, al tiempo de que aumenta tus posibilidades de lograr mover a la acción. Al tiempo que evocas esa sensación de identificación de «a mí me sucede lo mismo», que invita a confiar más en ti y derrumba barreras.
  • Crean un vínculo emocional. Es importante porque los seres humanos tenemos un carácter intuitivo y emocional de un lado, y racional y calculador del otro. Sin embargo, la mayoría de nuestros actos están motivados por nuestro lado emocional, y buscamos una respuesta racional para sentir la tranquilidad de que hemos tomado la decisión correcta. Y esto aplica también en los negocios.
  • Inspiran acción. Es obvio que cuando compartes una oportunidad de negocio, discutes un plan de acción o demuestras un producto, tu objetivo es influir y motivar a tu interlocutor. Sin embargo, las historias, contrario a los números y estadísticas, si tienen el poder de inspirar a actuar y realizar cambios de comportamiento.
  • Crean empatía y aumentan la confianza. Cuando la historia llega al interlocutor, él o ella por sí mismo se da cuenta de que lo que le están hablando de un sentimiento o una situación que ya ha experimentado.

Esto crea empatía con el personaje del relato, pero además aumenta la confianza en quien está contando la historia. Esto hace que abra su mente a lo que está escuchando, que baje la guardia y abandone la actitud defensiva, lo cual resulta un terreno fértil para que pueda pasar a la acción.

🎯¿Cuáles historias contar?

Yo recomiendo elegir de 3-5 pilares principales de tu historia de marca, que te ayuden a conectar, inspirar y ponerte en situación de autoridad.

En mi caso particular, algunos de los pilares de mi historia de marca son:

  • Mi camino heroico. Nací y me crié en uno de los barrios más pobres de Santo Domingo, mi país de origen. Estudié becada y sin libros. Fui la primera de mi familia en graduarse de la universidad y emprender. Compartir esta parte de mi historia inspira a otros a entender que independientemente de sus orígenes pueden salir adelante.
  • Mi historia de emprendimiento. Inicié hace 15 años en una habitación de mi casa, llegué a tener un edificio propio y más de 50 colaboradores. Luego de la pandemia vendí mi edificio y reduje mi equipo. Ahora estoy de nuevo trabajando nuevamente desde mi casa, de manera remota. Pasé mi negocio del offline al online.

Desde mi empresa, Stimulos Group, ayudo a otras empresas a lograr sus objetivos de ventas y visibilidad a través de publicidad, eventos corporativos y relaciones públicas.

Con mi marca personal, ayudo a dueñas de negocios y profesionales independientes, aportándoles todos los aprendizajes y experiencias que he acumulado a lo largo de estos años para construir un negocio digital basado en sus conocimientos, talentos y experiencias.

Con esta parte de mi historia denoto autoridad, al tiempo de que inspiro a personas que están en alguna etapa de su proceso de emprendimiento a que se den cuenta de que a pesar de las altas y bajas que puedan enfrentar en su camino, pueden salir adelante.

  • Fui madre soltera. Me separé del papá de mi hija estando ella muy pequeña y tuve que sacarla adelante siendo madre soltera. Eso representó muchos retos, sin embargo, mi hija se convirtió en mi motor y mi motivación.

Chelsea, mi hija, fue la primera de los nietos de mi madre en graduarse, no de una, sino de dos carreras universitarias, con honores y en una universidad de los Estados Unidos. Ella es mi mayor orgullo. Una gran mujer, y una profesional exitosa.

Con esta parte de mi historia logro identificación con un gran grupo de mujeres que son madres solteras y que están sacando adelante a sus hijos. Además de que haber sido madre trabajadora, mientras crecía mi hija, me permite entender el punto de vista de otras madres que están pasando por ese proceso actualmente.

💡Ahora te preguntarás, ¿cómo hago para contar mi historia y conectar con mi audiencia?

👉🏾Estas recomendaciones te ayudarán a utilizar tus historias para lograrlo de manera efectiva:

  1. Tu cliente debe ser el héroe de tu historia. Al final de tu relato, aunque sea uno propio, el objetivo es demostrarle a tu cliente que ese camino heroico que tú recorriste, también puede alcanzarlo. No caigas en el error de masajear tu ego. Déjale claro a tu cliente que le cuentas esa anécdota o vivencia, para compartir los aprendizajes que obtuviste, con miras a sumarle y para dejar claro que si tú saliste de una situación retadora, él o ella también pueden lograrlo.
  2. Selecciona la historia adecuada para tu audiencia. Saber a quién le hablas, ocuparte de conocer a tu audiencia, es el primer paso para poder conectar de manera profundo. No es lo mismo hablarle a niños que a adulto. Ni empresarios que a personas que trabajan por cuenta ajena. Encontrar la mayor cantidad de factores comunes te ayudará a hablar en el lenguaje y utilizar los recursos que te ayudarán a mantener el interés y asegurarte de que el mensaje llegue efectivamente.
  3. Elige historias que inspiren a los demás a pasar a la acción. Reta a quienes te escucha o te leen a que se pongan en movimiento y sean más fuertes que los temores y las inseguridades que no les han permitido actuar hasta ese momento. Una narración que despierta emociones, que cuestiona y sugiere opciones, pero que no reta a actuar, está incompleta.

¿Ya estás utilizando las historias para conectar? ¿Estás compartiendo tu historia de marca para inspirar a otros? ¿Ya elegiste esos pilares sobre los que cimentarás tu historia de marca?

Si no lo has hecho, ¿qué estás esperando? El momento es ahora.

Sobre el autor: Irene Morillo

Es Mentora de Marca Personal y Marketing Estratégico. Mercadóloga y administradora de empresas de profesión. Fundadora y CEO de la agencia publicitaria, Stimulos Group desde 2007, creadora de Poder en Tacones, mentora y conferencista.

Suscríbete a mi newsletter y recibe información de valor cada semana para impulsar tu marca.