3 Errores que debes evitar al elegir un mentor

Por Publicado el: mayo 16th, 2022Categorías: Marketing y Negocios

¿Quién sana al sanador? Es una pregunta con la que me he topado muchas veces en el mundo online, y que llama a reflexión, porque definitivamente debes poder hacer un proceso de profilaxis mental cuando te expones a los dolores de otras personas.

Extrapolando esto al tema que nos ocupa hoy, los errores que debes evitar al elegir un mentor, mi pregunta para ti sería, ¿quiénes son los mentores de las personas con las que tomas mentorías?

A diferencia de un coach o un asesor, un mentor es la persona que ha logrado eso que quieres alcanzar y que te lleva de la mano para ayudarte a conseguir ese objetivo más rápido y ahorrándote los tropezones y dolores. Sin mencionar la cantidad enorme de dinero fruto de las novatadas.

¡Ay, las novatadas! Pero ese tendría que ser otro artículo.

Mirando en retrospectiva todos los errores que cometí, pues cuando inicié no tuve alguien que me guiara en mi proceso de emprendimiento, considero que todo lo que te ofrece un buen mentor es sumamente barato si lo comparas con el crecimiento exponencial que puedes llegar a tener.

En estos momentos estamos en la purga de los negocios digitales, como dijo Diana Zuluaga, una de mis mentoras, en un entrenamiento que tomé con ella hace unos meses. Y sí, hay muchos oportunistas pescando en mar revuelto. Por tanto, existen una serie de criterios que debes tomar en cuenta al momento de elegir a un buen mentor.

En mi experiencia como mentora de marca personal y marketing estratégico, uno de esos criterios es determinar con quién se mentoriza tu mentor.

Y me preguntarás, ¿por qué es importante eso, Irene?

A lo que yo respondo con otra pregunta: ¿te sentirías cómodo tratándote un problema cardíaco con un médico general, que encima nunca más ha tomado ni un curso por correspondencia luego de su graduación?

Me atrevería a asegurar que tu respuesta es un rotundo no.

Y también me aventuraría a decir que te sentirías en plena confianza con un cardiólogo reputado, quien además se actualiza constantemente y asiste a congresos relacionados a su profesión.

Pues del mismo modo, un mentor de cualquier rubro que no aprende constantemente y no evoluciona, llegará a un tope en el que no podrá acompañarte a escalar tu negocio.

Siempre lo digo, y lo repito, tener un mentor, cuando eliges bien, es la mejor inversión que puedes hacer.

¿Cómo saber si estás listo para tener un mentor?

  • Si ya tienes ciertas ideas de lo que quieres lograr y quieres ir más allá de tus conocimientos.
  • Si ya sabes cuál es tu problema pero no tienes idea de por dónde empezar y te gustaría ahorrarte tiempo y esfuerzo porque sabes que tu mentor ya logró eso que tú quieres.
  • Si buscas atención personalizada, para tener dedicación e inmersión por parte de tu mentor en tu proyecto o negocio durante el período de la mentoría.

Si ya determinaste que estás listo, ahora debes proceder a escoger a la persona idónea para ti.

Errores que debes evitar

Aquí te dejo 3 errores que debes evitar si quieres asegurarte de seleccionar correctamente + un bono.

1️⃣Guiarte solo por su visibilidad y alcance en redes sociales. Al escribir estas líneas lo hago con dolor ajeno, porque me han llegado decenas de clientes muy heridos y maltrechos por haber pasado por una experiencia poco agradable, al haber elegido a alguien famoso en redes sociales.

❌Que conste que no estoy diciendo que no sea importante tener presencia en redes sociales. Si no creyera en la importancia de estos medios y el alcance exponencial que puedes lograr al usarlos correctamente, no estuvieras leyendo este artículo.

👉🏾Se trata de no solo guiarte por eso. De ir más allá.

🌟Tip estrella: Mira qué esa persona ha hecho además de solo tener una robusta presencia en redes sociales. Evalúa sus logros fuera de las plataformas digitales, su experiencia. Qué ha construido. Y en qué está basada su autoridad.

2️⃣No analizar sus testimonios y casos de éxito. Si quieres hacer una buena elección, asegúrate de evaluar los testimonios y casos de éxito de este mentor potencial, pues los resultados que ellos hayan obtenido puede darte una idea de qué puedes llegar a lograr.

En mi caso, cuando publico testimonios, me aseguro de etiquetar a las persona ques me lo proporcionaron para que los clientes puedan entrar a sus perfiles y asegurarse de que se trata de personas reales y que tienen los resultados que expresan.

🌟Tip estrella: Luego de trabajar con cientos de emprendedores me he dado cuenta de que los vídeos realizados por los clientes, audiograms (mensajes de voz +foto); y pantallazos de WhatsApp y mensajes directos, son los formatos más efectivos.

👁️👁️Las recomendaciones en Google y en plataformas como LinkedIn, también tienen mucha credibilidad, porque no pueden ser manipuladas por el beneficiario.

⚠️En contraposición, los artes bonitos con fotos de las personas restan credibilidad porque dan la impresión de que pudieron haber sido manipulados.

3️⃣No valorar la experiencia y el tiempo. Cuando se trata de un mentor, desde mi punto de vista, la experiencia es crucial, pues de nuevo, esa persona te llevará de la mano para que tú logres lo que ya ha alcanzado.

Y aunque es posible lograr tener mentores pro bono, por lo regular, con un buen mentor conlleva una inversión. Por tanto, no es un renglón en el que conviene plantearse buscarse al más barato.

Tampoco sugiero que contrates a alguien que te resulte imposible de acuerdo a tu presupuesto. Pero si que no te enfoques solo en la inversión que harías en ese momento, sino, el giro que le podrías dar a tu negocio y cómo eso podría impactar a nivel económico.

Asimismo, te sugiero que no te des el lujo de desperdiciar el tiempo. Sácale el máximo partido a tu mentoría, haz los ejercicios, lleva a la práctica las sugerencias y recomendaciones.

Al fin y al cabo, si lo hubieras podido hacer por tus propios medios no le habrías contratado.

Entonces, como sin acción no hay resultados. Si no aprovechas bien el tiempo y aplicas las recomendaciones, te puedes encontrar con que no has avanzado todo lo que querías a pesar del proceso, ya que no hiciste tu parte.

Pues con un mentor sucede como con un libro, no se trata solo de comprarlo, tienes que leerlo y aplicar lo aprendido.

🎯BONO. No tener una sesión estratégica previo a cerrar el acuerdo con tu mentor. En esta sesión podrás medir qué tan cómodo te sientes con tu futuro mentor, hacer preguntas, y aclarar dudas que tengas sobre la metodología y cómo esta persona te puede ayudar.

Por lo regular, cuando se trata de mentorías de alto ticket, este suele ser un paso imprescindible en el proceso de cualquier mentor de renombre.

¿Has trabajado con mentores? ¿Es algo que estás contemplando hacer? Si lo has hecho, ¿qué tal te ha ido? Me encantaría leer sobre tu experiencia y recomendaciones y en los comentarios.

🎁Este es un gran regalo para ti, por ser parte de mi lista de suscritores. Si estás listo para tener  tener claridad cómo puedo ayudarte en la construcción de tu marca personal y la proyección de tus conocimientos, talentos y experiencias a través de un negocio digital que te genere varias fuentes de ingresos, agenda una sesión estratégica gratuita de 30 minutos conmigo, en este enlace: https://calendly.com/irenemorillo/asesoria

Sobre el autor: Irene Morillo

Es Mentora de Marca Personal y Marketing Estratégico. Mercadóloga y administradora de empresas de profesión. Fundadora y CEO de la agencia publicitaria, Stimulos Group desde 2007, creadora de Poder en Tacones, mentora y conferencista.

Suscríbete a mi newsletter y recibe información de valor cada semana para impulsar tu marca.